sábado, 19 de marzo de 2011

Sé que no quiero, pero... No, no, no

No podemos aferrarnos a una persona por el simple hecho de que nos quiera y nos consuele. Es egoísta estar sentado junto a alguien que quieres para no sentirte mal y solo. No quiero equivocarme. Dudé y casi me equivoqué.

Si sigues mirandome de esa manera no podré alejarte, ni aclararme.


Mes pensées.Noe


                                                 Iguales, pero diferentes.

2 comentarios:

  1. Muchisimas gracias por tu estupendo comentario :D Me alegro que el relato te haya gustado! Un besito

    ResponderEliminar

Tus opiniones cuentan =)